• Mr Bite Publicidad

EL NOMBRE DE TU MARCA DEBE SER MÁS COOL QUE EL DE TU MASCOTA.



Lo primero que hiciste al superar el impacto y la ternura que generó en ti ese pequeño animalito, cargarlo en tus brazos y saber que sería tu amigo incondicional de cuatro patas, fue imaginar cual podría ser el nombre perfecto para él. Te tomaste tu tiempo, bromeaste un poco en el proceso, recibiste miles de opiniones y críticas sobre las posibles opciones, lo pronunciaste una y otra vez, hasta que tú y el hicieron match con el nombre perfecto. No fue sencillo, lo pensaste mucho y te tomaste tu tiempo.


Sabías que era una gran decisión y ahora que estás emprendiendo te puede estar pasando exactamente lo mismo. Es una gran responsabilidad elegir el nombre de tu marca, “Mucho mayor a la que tuviste con el nombre de tu mascota”. Lo curioso de todo esto y por raro que parezca, tal vez no has notado que el proceso es similar, más de lo que tú crees y a continuación lo vas a comprobar.


Para ambos casos, tu emprendimiento y tu mascota requieren una dosis de responsabilidad y conciencia, no solo debes contemplar todo el amor, el tiempo o el dinero que vas a invertir en ellos, sino también aspectos tan básicos y tan importantes como darle un nombre claro, agradable y definitivo, que es fundamental para crear la identidad y pertenencia a su manada. En el caso de tu marca servirá para encajar adecuadamente en la categoría y en el Mercado (grupo objetivo) con el cual va a interactuar y se va a desarrollar.


Independiente de cual sea el nombre que elijas o creas que sea perfecto, recuerda que siempre será llamado así por todo el mundo, por esta misma razón debe gustarte tanto a ti como a él y en el caso de tu emprendimiento, tanto a ti como al target que te decidas enfocar.

El nombre que elijas será la esencia de la comunicación de tu emprendimiento, marcando a lo largo de su vida el destino de todas las acciones publicitarias y/o de comunicación tanto estratégicas como tácticas que realices.


En muchas ocasiones es una gran opción y aunque no sea regla general, se puede elegir el nombre de acuerdo a las características del emprendimiento, producto o servicio, ser nombrado por su aspecto físico, su propuesta de valor, su personalidad, su intención, su objetivo “razón de ser” o el beneficio que este trae consigo, aunque este no debe ser contado de manera obvia.


La construcción del branding, es el proceso por el cual se define un nombre, se elabora una personalidad, una experiencia y una identidad corporativa, para finalmente salir a competir en una categoría. La clave es transmitir el mensaje que deseas y seguro que con los tips que te daremos a continuación, vas a elegir un nombre mucho mejor que el que se le pueda ocurrir a tu vecino.


El proceso de elección del nombre es clave y probablemente solo lo llevarás a cabo una vez en la vida de tu emprendimiento, ya que si decides o tienes que cambiarlo en algún momento traerá consecuencias graves en el posicionamiento y en la recordación de tu marca. Así que no te lo tomes a la ligera, busca una buena asesoría, ponte en marcha, apaláncate en los que saben y aplica algunos de los siguientes tips.


1. Tómate el tiempo necesario, ya que ¡el nombre de tu emprendimiento es crucial!, debe ser mucho más consiente y estratégico que el de tu mascota, no es una cuestión de quince minutos ni de dos horas, vas a necesitar tiempo para encontrar el nombre con el que te identifiques y con el que tu empresa pueda transmitir su mensaje correctamente.


2. Elige un nombre que transmita, de una manera muy única y original los valores que destacan en tu emprendimiento. (Alegre, colaborativo, honesto, justo, serio, etc.)


3. Haz una tormenta de ideas, no es suficiente hacer una simple lluvia de ideas, tienes que reunirte con tu target, equipo, familia y hasta con tu querido mejor amigo de cuatro patas. Busca que cada uno aporte todas las ideas posibles. Olvida la autocensura y deja que la creatividad fluya libremente. Escribe todas las ideas posibles y haz una votación.


4. Prueba que el nombre suene bien, para evitar confusiones y que después no vengan a hacer bullying. Di el nombre de tu emprendimiento en voz alta, comprueba qué tal suena. Evita repeticiones de sonido o problemas a la hora de pronunciarlo ya que en algún momento estará en boca de todos, incluyendo a tu target y a los medios de comunicación.


5. Tu nombre debe ser “sexy” y sugerente, cualquier persona que escuche el nombre de tu emprendimiento debe saber que sensación le quieres transmitir; ese nombre debe ser agradable y además llamar su atención.


6. Elige un nombre corto, evita nombres largos ya que serán complicados de recordar para tu target, una o dos palabras suelen ser suficientes, por ejemplo: Red bull, Nike, Fab y Milo.


7. Relaciona tu nombre con tu actividad, Puede ser útil y bastante diferenciador que tu nombre describa la actividad o la forma como la realizas. Algunos ejemplos en este sentido son: Mercado Libre (venta on-line sin comisiones), Despegar (tiquetes económicos) Merqueo (mercados a domicilio).


8. Asegúrate que nadie tenga tu mismo nombre en la categoría, ni en tu zona geográfica; Esto te ayudara a ganarte unos puntos con Google y además puede evitarte dolores de cabeza a futuro con el dominio de tu pagina web. Adicional puedes hablar con tu Agencia de Publicidad, ellos sabrán ayudarte con el estudio de viabilidad y el registro de tu nueva marca ante las instituciones responsables de este proceso en tu país.


Ahora ya puedes pensar el nombre de tu emprendimiento y ve a darle un gran abrazo de nuestra parte a tu súper amigo de cuatro patas.


Este artículo se lo dedicamos y agradecemos a nuestros mejores amigos de cuatro patas o tres aletas, Slash, Milu, Dobby, Zoe, Simona y Tiburoncin.

¡UHH Ah Ah!

27 vistas
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Blogger - círculo blanco

© 2016 by Mr Bite Publicidad. Todos los Derechos Reservados. Cra 7C #145-55, Bogotá - Colombia.

Bogotá, Colombia.+57 319 402 5669 / +57 1 774 6757. Madrid, España. +34 685 929014 

creatividad@mrbite.rocks